Y casi sin darme cuenta… ya estoy de nuevo por estas tierras…

La verdad es que llevaba tiempo pensando que sería buena idea volver a contaros a todos las peripecias de mi existencia… como poco volveríamos a echarnos unas risas, no lo crees?

He estado “aprendiendo” un poco de como funciona por debajo wordpress, desarrollando una página web que no puedo decir, para un cliente del que no puedo hablar, y con una arquitectura de información que no sé cual es. ¿A que tiene buena punta? En resumen, toda una aventura.

Pero finalmente he conseguido que fuera responsive, que tenga menus que funcionen en todos los navegadores, que muestre imagenes aleatorias en un carrusel, que se conecte a todas las aplicaciones posibles, y ahora falta la chicha… LA SIMPLEZA ESA DE CONECTARLO A LA BDD PARA QUE LEA SOLITO LOS POST!!! XDDDD. Realmente ya había conseguido que mostrase los títulos de los posts… pero por alguna razón que no acabo de entender ayer por la tarde, eliminé las páginas php… si, yo solita, ejem! en casa de herrero, cuchara de palo… XD Cualquiera diría que me paso las jornadas pidiendo a toda la gente con la que trabajo que use el TFS… [No comments]

Este fin de semana lo terminaré y publicaré aquí la url para que todo el mundo pueda opinar.

Nos seguiermos leyendo!

PD: si, en verde… como siempre… pensando en verde… verde??!!! SuperVerde!!!

En algún momento de mi existencia, tuve un fatal accidente: metí la lengua en un enchufe, y mi abuela se asustó mucho, con razón… desde entonces, no puedo morderme la lengua y estar callada cuando la ocasión lo merece…

Estando un día con Txema e Iñigo, comentaron que estaría bien hacer una excursión por Pirineos, pero con tiendas y mochilas, y casi sin darme cuenta, de mi  boca salió el usual:. vale, me apunto!

Este agosto pasado, llegó el momento de comprobar cuan incauta me volvió el enchufazo… y allí estaba yo, con dos montañeros bien preparados y mi ropa naranja -por aquello de que si me despeñaba, pudieran recuperarme-.

Azules

Comenzamos dejando el coche en Bujaruelo, en el camping. Y tras 4 años sin haber usado la espalda más que para dormir y nadar un poco, me cargué mis 8 kilos de mochila y hale! parriba como las cabras.

RETO 1: El primer tramo no parecía duro, sobre todo porque como subes, no eres consciente de que camino estás haciendo… hasta que llegamos al famoso: paso técnico. Bajaba un chico recién duchado… curioso verdad? Calado hasta las pestañas… ¿que habría más arriba? ¿Como deciros la cara que se me quedó cuando veo a mis dos compañeros, pasando tan felices por unas cadenas, entre piedrotas cubiertas de agua, y los dos mirándome como diciendo: vamos, no me digas que las gadgetos-piernas esas que tienes no te dan para subir a esta piedra? Y no, pudimos comprobar que para nada mi zancada tiene que ver con la de ellos… y finalmente, tuvimos que jugar  a eso de “tu cogeme de la mano, que yo tiro…”.

Finalmente llegamos al refugio de Serradets… allá a lo lejos…la casiiiiita…con sus literas…y su wc…la megasupercena de campeones, lentejas incluídas…y rodeada de tiendas entre las que ellos dos, pusieron las nuestras. Ooohhhh, que bonito acostarse a las 21:00 cuando ya no hay luz… “Txema, ¿te puedo contar un cuento…? no puedo  dormir…”.

Sarradets

RETO 2: camino de la Brecha… pero, pero, pero ¿yo en que estoy pensando? empezamos a subir un camino de piedras sueltas, llegamos a un nevero, cruzamos la Brecha… y más piedras sueltas… Menos mal que iba distraída mirando el paisaje, que si llego a darme la vuelta y mirar por donde iba a tener que bajar, hubiera subido Rita!!! Pero no, la anestesia eléctrica y mental que aún tengo de la infancia, quiso que subiera hasta la cima del Taillón, donde Txema e Iñigo, me nombraron Caballero de los 3000les. Prueba conseguida!! Pues no.. NO, no hijaaa noooo… había que bajaaarrr… con las piedras rodando ladera abajo… hasta abajoooo…muy abajoooo… buf, no las oias ni llegar al suelo… y bajé, bajé… a por mi merecida cena de nuevo con lentejas… menos mal que cambiamos la comodísima tienda por literas compartidas…

Taillón

RETO 3: al amanecer y tras el desayuno oportuno, avanzamos hacia algo que parecía el vacío…”Txemitx, seguro que por ahí se peude bajar???”, pues si, vaya que sí… aunque uno que subía nos dijo: “está bien, solo tiene dos pasos de destrepe, pero ná, fáciles” y allá que fuimos. Que curioso concepto este de fácil/difícil… verdad? pues allí me tenéis a mi, con mi extensa experiencia escalando, con los cuadriceps como batidoras americanas y dispuesta no soltar la pared ni en sueños… me recordaba a esos peluches que pones con una ventosa a la ventana del coche…tan pegada estaba mientras ellos me decían donde pisar y donde poner las manons, que unos que subían me preguntaron si subía o bajaba… Para celebrarlo, me tumbé entre iris y me hicieron una foto. Aún me pregunto como Txema e Iñigo no se partieron de risa viéndome allí, como Spiderman pegada a la montaña. Por suerte, terminó el reto y nos pudimos sentar a tomar el sol al ladito del río que hacía del deshielo la cascada del circo de Gavarnie. Ahhh, que gustito me dió poner mis pies a remojo…

A partir de ahí, todo fue simplemente caminar… entre la multitud de gente que había en el pueblo…cuanto franchute hay en Francia!!! Que risas…serían las cervezas?

RETO 4: Y  de nuevo, caminito montaña arribaaa…abajooo…pero este paseo ya fue mucho mas suave, hasta el refugio de cazadores, hasta el desvío de España/Francia y de nuevo en el camping… ahhhh, que bien me sentó la ducha y la ropa limpia que habíamos dejado en el coche, después de tantos días poniendo lo de dentro para afuera y lo de afuera para adentro…

 

En fin, que espero que algún día, repitamos en otro lado del mundo…tantos retos por superar…y tan poco tiempo….

blablablabla… bla cuando vi que tenía que migrar a WordPress,  dije, blablalblablablalbal… y total, que blaquí estoy…

Valeee, os contaré mis últimas situaciones de esas que me buscan… o me busco yo… no sé bien!

La primera, Pirineos… voy escribiendo…

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Poseidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Poseidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.
Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.
Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.
Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.
Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.
Constantinos Kavafis
Evidentemente, pasados diez días que me había pedido mi súper Doc, acudí de nuevo a la consulta, radiografías en mano.
Doc: – Hoy sí que me traes las radiografías…
Yo:- Pues si, era mucho más fácil pedírmelas que esperar que yo lo adivinara. Guiño
Doc: – A verrrrr (poniendo las radio en la pantalla blanca), bueno, pues esta vez mejor… (mirando las líneas de huesos) déjame probar (tocando el dedo), sí, el tema del reposo ha ido mejor. Pues nada, yo creo que ya lo tienes preparado para hacer vida normal y esta vez, de la normal de todo el mundo.
Yo: – Vale, pues ahora intento calzarme normal, vida normal, conducir, correr, etc…?
Doc: – Si, ahora si.
Yo: – Ya que estamos, querría saber si había alguna forma de mejorar la fortaleza de estos dedos, porque es la segunda vez que me rompo los mismos dedos de la misma forma… no sé, algo de ejercicio concreto para los dedos, alguna cosa…
Doc: – Pues mira, así a primera vista, se me ocurren un par de cosas: una, que quites las cosas de en medio, dos, que prestes más atención.
Y estos momentos, uno se queda de nuevo mirando y pensando: no puede ser tan tonto… 
 
Y lo peor: para esto necesitamos unos cuantos años de carrera, varios cursos por el mundo adelante, y llenar la pared de cuadritos firmandos… madre mía!!!!
Pues como se conoce que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, este veranito, de nuevo en un gesto tan normal como levantarse del sofá para ir a la cocina – que en mi casa actual, eso se traduce en unos dos metros y medio, tal vez tres-, enganché los dedos pequeñitos del pie izquierdo, de nuevo, y de nuevo seguí caminando, y de nuevo me los volví a romper, de nuevo por el mismo sitio… ejem!
 
Con la suerte de que me quería marcha de vacaciones a visitar el Cañón de Colorado con mi hermana Betty y su familia. Por supuesto, billetes comprados, hoteles reservados, fregoneta, etc, todo contratado, no iba a anular las vacaciones por dos dedillos de un pie.
 
Mirando en la guía de Adeslas, venía un doc muy recomendado, y allá que fui. Me dijo que si, que estaba roto y me enseñó a juntarlso con esparadrapo. Y tras negociar mis vacaciones, muletas en mano, salí de su consulta, y me dijo:
- Puedes caminar normal, bueno, todo lo que te de sin que te duela mucho… y a la vuelta, te vienes por la consulta y lo revisamos.
 
Y así mismo, me marché USA adelante. A mi vuelta, acudí a la consulta siguiendo sus instrucciones.
Doc: – Hola, que tal, como andas?
Yo: – Jeje (graciosillo el muchacho), pues andar,… que decirte, he caminado un rato, pero andar, andar… he estado en marcha, intentando hacer vida normal.
Doc: – Ya veo, pero en casa no?
Yo: – Pues no. Me he ido de viaje al extranjero.
Doc: – Bueno, ya veo, y las radiografías?
Yo: ¿que radiografías? Las traje cuando vine la otra vez, y estará el diagnóstico ahí, en esa carpeta, no?
Doc: – No, digo las de esta vez.
Yo: – Uhhhmmm… esta vez no tengo ninguna. El doctor que me atendió la otra vez no me dijo nada de radiografías…
Doc: – La otra vez te atendí yo.
[Yo con cara de circunstancia]
Doc: – Y sin radiografía, ¿como quieres que te mire el pie? Sarcástico
Yo: – Y yo que sé, el médico es usted no? Con algún método que desconozco… Ojos en blanco
Y de repente, unos diez segundos de silencio absoluto…
El doc pensando: "Esta chica es tonta…"
Yo pensando: "Este chico es tonto…"
Doc: – Pues es que así no puedo mirarte nada.
Yo: – Pues es que no me diste volante ni nada, yo no puedo adivinar que quieres que haga.
 
De nuevo un silencio y miradas de: este tio es tonto… esta tía es tonta…
 
Doc: – Bueno, pues vuelve dentro de una semana, pero esta vez con la radiografía, y haz reposo, que si no esto no avanza.
Yo: – Ok. Bueno, es que si querías que hicieras reposo, tendrías que habérmelo dicho…
Doc: – Bueno, es que caminar normal es del sofá a la cama, de la cama al baño, no que te pasees por el mundo adelante…
Yo: – Pero es que mi vida normal, no es el sofá, la cama y el wc… Enfadado
Doc: – Venga, te veo en una semana… Enseñando los dientes
 
Conclusión, cada uno se ha dado cuenta de lo torpe que es el otro y seguro qeu ha sido el tema de conversación en las reuniones respectivas con amigos y familia al terminar el día…… pero eso sí, la tarjeta de Adeslas, pasó por caja…
 
 
 
Era casi la hora de entrar… y en un primer vistazo ya imaginábamos que habría algún problema:
- En las mías trae de pie….
- En las mías trae de pie, pero es distinta….
- No sé, no sé… lo mismo algun muniquense se anima y se apiada de nosotros.
 
CRASO ERROR!!!! Pero como se me ocurrió que algún ALEMAN iba a saltarse alguna norma para ceder en lo más mínimo…????? En fin, estas son las cosas del idioma.
Del directo. De la improvisación…
 
Allá que entraron los demás porque ya sonaban los primeros acordes del concierto, Depeche en el escenario y nosotras orietándonos hacia nuestra puerta de entrada…
- Que poca gente, no?
- Pues si, que curioso…
- Oye, pues por aquí solo accedemos una grada…
- Jeje, mira que poca gente, que pasada… pero, pero, pero si son sitios de pie… bueno, bajemos todo lo posible.
 
Dos canciones después:
- Una cerveza?
- Venga si, porque por aquí no vienen ni de broma…
 
En la salida:
- The ticket, please.
- Que raro, por que nos pedirán de nuevo el ticket para salir? Dos cervezas, no?
 
En la entrada:
- The ticket, please.
- Uhm… de nuevo nos lo piden?? excuse me, why do you go on asking me to show you the ticket?
- This is a restringed area, usually only the radical group of the Bayer of Munich footballteam fans, comes to this part of the stadium… those are special security reasons… I´m sorry!
- AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH, haberlo dicho antes hombre!!!! Es decir, que nos piden las entradas por si matamos a mordiscos a alguna otra persona de los que asisten a este concierto… claaaaroooo, ahora estoy mucho más tranquilllaaaa….
 
Intentamos de forma desesperada volver a entrar por otro lado a la zona central donde estaban los demás, pero no hubo forma…Por suerte, no saber alemán no supuso ningún problema, pero eso si, para la siguiente me tengo que llevar algo más que mi dentadura para dar realmente miedo… :P
 
 
 
 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.